lunes, 25 de febrero de 2013

LA MONTAÑA ENTRE POETAS

 Día 24 de Febrero de 2013

Todo no puede ser, a uno le gustaría salir al monte, si no todos los días, cada fin de semana. Empero, otros variados asuntos influyen en el andar por la cotidianidad del día a día. Este pasado fin de semana, no solo han sido los deberes con familia, amistades y reivindicativos, sino que el clima reinante en nuestra patria chica, nos ha invitado a permanecer en el refugio de nuestro hogar y disfrutar de la naturaleza asomados a la ventana observando el ir y venir de las ramas de los pelados plataneros y acacias que adornan mi calle.
Pero eso no es excusa para abandonar estas páginas y ante la melancolía montañera, nada mejor que una buena sesión de cultura. Para lo cual, me he permitido indagar de entre la abultada literatura poética, algunos poemas dedicados a la montaña ( y alrededores).
Gloria Fuertes
Comenzaremos por Gloria Fuertes, escritora a la que más conocemos por sus cuentos infantiles, pero que a los adultos emociona.

Gloria Fuertes nació el 28 de julio de 1917, en Madrid. Su madre era costurera y su padre portero. Estudió en un colegio de monjas en la calle Mesón de Paredes. A los 14 años pasó al Instituto de Educación Profesional de la Mujer, donde se diplomó en Taquigrafía y Mecanografía, Gramática y Literatura, así como en Higiene y Puericultura. 
Publica en 1950 "Isla Ignorada", su primer poemario, y al año siguiente funda el grupo femenino "Versos con faldas", y estrena su primera obra teatral en verso "Prometeo". A partir de 1954 publica "Antología Poética", "Poemas del suburbio", "Aconsejo beber hilo", y entre 1955 y 1960 cursa estudios de biblioteconomía e inglés en el International Institute. Gloria Fuertes organizó la primera biblioteca infantil ambulante para pequeños pueblos.
Desde 1961 a 1963 reside en los Estados Unidos al obtener una beca Fullbright de Literatura Española, impartiendo clases en las universidades de Bucknell, Mary Baldwin y Bryn Mawr. "La primera vez que entré en una universidad fue para dar clases en ella".
A partir de estos años la actividad de Gloria Fuertes es imparable: lecturas, recitales, homenajes... siempre cerca de los niños; publicando continuamente, tanto poesía infantil como de adultos. Fallece el 27 de noviembre de 1998, en Madrid. 
Entre su extensa obra, por su contenido, me llama a publicar este "Poema en la Montaña"

--> Aún te veo, río de mi vida,
con los ojos que miran las montañas.

Yo era una montaña con almendros
montaña solitaria.
Y viniste alegre con tu canto
y me besaste toda con tu agua.
Me dejaste inquietud para la noche
y el alma enamorada.

Aún te veo, río de mi vida,
en la curva lejana,
te vas cantando más entre los chopos,
te vas cantando más que en tu llegada.
Y yo,
paralítica montaña;
inmóvil te recuerdo,
enferma de volcanes, alocada,
espero tu regreso, río loco,
que pasaste besando
mi cuerpo de montaña.
Tuviste que seguir tu destino de río,
y yo el mío triste de tierra amontonada.

Me dice el viento que vas al mar,
Te sigo río mío, con los ojos,
Te sigo río mío con los ojos,
ya que no puedo seguirte con las plantas.
Soñé… te quedarías a mi lado,
como un lago sin cisnes,
para siempre,
acunando mi ansia.
Qué locura más loca
enamorarse de un río una montaña!


Pablo Neruda
 También Pablo Neruda, dedica algún que otro poema a la montaña.

Pablo Neruda (Seudónimo de Neftalí Ricardo Reyes Basoalto; Parral, Chile, 1904-Santiago de Chile, 1973) Poeta chileno. Comenzó muy pronto a escribir poesía, y en 1921 publicó La canción de la fiesta, su primer poema, con el seudónimo de Pablo Neruda, en homenaje al poeta checo Jan Neruda, nombre que mantuvo a partir de entonces y que legalizó en 1946.
Tras publicar algunos libros de poesía, en 1924 alcanzó fama internacional con Veinte poemas de amor y una canción desesperada, obra que, junto con Tentativa del hombre infinito, distingue la primera etapa de su producción poética, señalada por la transición del modernismo a formas vanguardistas influidas por el creacionismo de Vicente Huidobro.  
Tras una intensa vida en la que, exiliado, pisó varios paises y conoció a los grandes personajes de la época (Picasso, Octavio Paz, Garcia Lorca,...),  en 1973 ya en Chile, tras el golpe militar del sanguinario Pinochet, fallece víctima de un cancer (dicen) de próstata el 23 de Septiembre.

De su obra, vemos: "Por Las Montañas Vas Como Viene La Brisa"



Por las montañas vas como viene la brisa

o la corriente brusca que baja de la nieve

o bien tu cabellera palpitante confirma

los altos ornamentos del sol en la espesura.

Toda la luz del Cáucaso cae sobre tu cuerpo

como en una pequeña vasija interminable

en que el agua se cambia de vestido y de canto

a cada movimiento transparente del río.

Por los montes el viejo camino de guerreros

y abajo enfurecida brilla como una espada

el agua entre murallas de manos minerales,

hasta que tú recibes de los bosques de pronto

el ramo o el relámpago de unas flores azules

y la insólita flecha de un aroma salvaje.

Muchos más, son los poetas que dedican o han dedicado algunos poemas a nuestra amada montaña , y yo que lo más parecido a una poesía que puedo escribir es una copla de jota, me emociono dando lectura de versos nacidos del alma de aquellos hombres.  
Hasta pronto
 


martes, 19 de febrero de 2013

PELOPÍN (Con raquetas)

Día 16 de Febrero de 2013



Ruta realizada (desnivel acumulado: 690 m.)
De nuevo, doña prudencia se ha apuntado a viajar con nosotros a la correspondiente excursión de raquetas. La Pruden, nos ha dado el parte del manto nivoso de nuestro, en principio, destino y de paso nos aconseja desistir de acudir a la cita que teníamos con la zona Portalet-Pombie, el riesgo de aludes es alto.
Los responsables del grupo deciden que vayamos al Pelopín  y, una vez más,  aciertan. Una inmensa y larga caravana de coches detenidos, tapizan el pavimento de la carretera que les acerca a la zona de Formigal o Panticosa, núcleos estos, en los que maquinarias y ladrillos han dado al traste con la belleza del sitio. Por el camino, alguien nos cuenta que Bárcenas está esquiando en Canadá y Felipe (el Borbón) en Candanchú. ¡pobres!.

Anticipo de un día soleado
La mañana es espectacular, hacía bastantes jornadas que no lucía el sol con tanta intensidad, paramos en Biescas a recoger a Javier y a tomarnos un café. Piedad, celebra que cumplió años esta semana, nos invita a tomar unos deliciosos lacitos de la más alta repostería soriana y un trago de moscatel de Ainzón, que nos deja el cuerpo totalmente preparado para atacar las curvas del Cotefablo con alegría y buen humor.

A la salida del túnel, se halla un aparcamiento para vehículos, está  abarrotado, el chofer de nuestro autobús realiza unas maniobras y coloca el vehículo perfectamente dispuesto para que
desembarquemos con la máxima comodidad posible.
Varios montañeros se preparan para realizar esquí de travesía. Saludo a Enrique Lardies que realizó el trekking del campo base del Everest en solitario, un mes más tarde, me cuenta que hacía mucho frío.
Nosotros nos colocamos las raquetas y comenzamos a subir por pista nevada de ligero desnivel, pero dando un buen rodeo. Hay que hacer las cosas fáciles un poco atractivas.

La experta Carmen
En un fuerte repecho, nos adelanta Enrique que en un giro hacia el norte se desvía hacia el Torozue.
Nosotros lo hacemos hacia sur por un trazado cubierto de una buena capa de nieve, hace una 
mañana estupenda, se ve que nuestras plegarias han surgido efecto.
En nuestras filas, militan  gentes expertas en empresas como esta, del disfrute de la naturaleza en pleno invierno andando sobre unos artilugios que ubicados bajo las botas, te permiten el sano ejercicio de andar por superficies de variada orografía.
Girando hacia el norte
El día acompaña, el sano ejercicio de ascender, arranca de nuestros esbeltos cuerpos todas aquellas prendas causantes del acto refrigerante de nuestras células.

Tan solo un pero: El jefe Julián nos demuestra su carencia de dotes de mando, los "veloces rayos del monte", se le desmandan y tiran por  pista llana, supongo que con la intención de coronar primeros. Los que vamos por detrás, abandonamos la mencionada vía ¿pecuaria? y abriendo huella ganamos unos cuantos metros para pisar buena nieve.

Ya se ve la cima
Tan solo, en una zona ventisqueada en la loma que precede a la cima, pisamos unas placas de hielo que nos invita a tomar alguna pequeña dosis de precaución.
Ya cresteando, miramos dirección norte y a lo lejos, vemos la blanca silueta del Moncayo.

Ya en la cima del Pelopín, liberamos a nuestras espaldas de las mochilas y a estas de productos variados de origen gastronómico. ¡Hay que ver las sorpresas que contienen estas preciadas bolsas de viaje!.
Giramos el cuello, colocando la testa en dirección norte y nuestras retinas se emocionan con la vista de míticas cimas del Pirineo central: Taillón con la Brecha de Rolando, Monte Perdido, Cilindro, Sound de Ramond, vamos girando la vista hacia el este y a lo lejos la Peña Montañesa nos muestra una cara menos conocida que la clásica. Adivinamos los valles de Ordesa y Añisclo y más cerca, sobre el Toronzué, divisamos unos puntitos que deben ser los esquiadores que hemos saludado en la salida.

Sin palabras.... me he quedado

Contemplando la capa de nieve
Nuestras cámaras echan humo y es que el paisaje que tenemos ante nosotros lo requiere.
En el sur inmediato, adivinamos unas construcciones con tejados pintados de blanco nieve, se trata de Otal que con el conocido y abandonado Ainielle, Ayerbe de Broto, Basarán, Bergua, Cillas, Cortillas, Escartín y Sasa, cubren las laderas del Sobrepuerto, magullado por la triste realidad de la despoblación.
Lo confieso, no he leído todavía "La lluvia amarilla" de Julio Llamazares por lo que no me entretengo en redactar sobre el monólogo del último habitante de Ainielle.
Blanco manto
Tras recrearnos con los pies atados a las raquetas y estas que parecen no querer abandonar el lugar, comenzamos el descenso que en esta ocasión lo hacemos rodeando las placas de hielo, ya que si en la subida estaban delicadas, en la bajada...
La nieve está sujeta y disfrutamos bajando a buen ritmo.
Esta vez no vamos por la pista por la que habíamos subido, lo hacemos por la senda que transcurre por el bosque.

Con Luis Y Maite
El día sigue siendo excelente, llegamos al aparcamiento y ya pensamos en la cerveza que nos vamos a tomar en Biescas.
Pero...el autobús no puede salir, una autocaravana aparcada detrás, no le permite maniobrar para encarar el túnel. Tras varias maniobras y cuando vemos que ya no hay solución, ¡milagro!, la señora de la caravana, que estaba durmiendo la siesta en el interior de la casa rodante, se nos aparece como lo hizo la Virgen ante los tres niños pastores de Fátima, solo que no estamos a 13 de Mayo ni vamos a volver cada día 13 a rezar a la "nuestra señora de la siesta".

¿Que pasa?, para S. Valentín no vamos a los grandes almacenes
Efectivamente, paramos en Biescas, unos van al bar de la gasolinera y otros, cinco, nos metemos en las entrañas de la vacía población y sentados al sol que un velador nos brinda, damos cuenta de tan preciado líquido (la birra) y restos de comida que han quedado.
Subimos al autobús y en un momento son pocos lo ojos que quedan abiertos y que no lo harán hasta cerca de Zaragoza.

Maite y Piedad (Felicidades Piedad)

Tras pasar las placas, Maite encabeza la retaguardia

Maite y Julián, de vuelta



Ha sido una buena jornada en la que el monte nos ha brindado lo mejor que la naturaleza y la climatología nos puede ofrecer: Un bello cuadro paisajístico pintado por el pincel de" Doña Prudencia"
Hasta otra


Mas imágenes, a la izquierda donde dice: Fotos

miércoles, 13 de febrero de 2013

TREKKING






Por La Porta del Cel
Un buen trekking.

 Nosotros mismos, "os estalentaos", hemos realizado varios de ellos, de hecho cada año organizamos uno o dos , más o menos duraderos y de dificultad diversa.
Tour del Mont Blanc, Vuelta al Vignemale, GR 11, Travesía de los Refugios, Carros de Foc, Cavalls del Vent, la Porta del Cel, Atlas con el Toubkal, Ras y Timesguida, C.B. Everest, Senda de Camille, son algunos de los trekkings que hemos pateado. Eso sí, conforme hemos cumplido años, la dificultad de los realizados ha sido directamente proporcional a la edad media de los participantes, lo que prueba eso de que la "edad no importa" (de momento).
Pero de lo que siempre nos dotamos, es de una importante planificación y de los medios oportunos para que los días de travesía, sean gratos y seguros. Por ejemplo: No planificar un trekking por Nepal, te puede ocasionar un retraso en coger un vuelo y tener que acortar los días de marcha con la consiguiente mala aclimatación de altura. Consecuencia: ¡Fracaso!. Otro ejemplo: No reservar alojamiento en un lodge te puede llevar a tener que, si te lo permiten,  dormir en el comedor en el corto horario en que se encuentra vacío.
Descendiendo un nevero
Son ejemplos que hemos conocido recientemente.
El trekking es una caminata prolongada en un entorno natural, generalmente alejado de la civilización y a una altura determinada. . La idea del trekking es llegar a esos lugares que sólo se pueden alcanzar a pie, es un gran esfuerzo que se premia con la meta: una cascada, una panorámica increíble, un lago escondido... El único objetivo es llegar a conocer ese lugar al final del sendero.
Ante la Pica D´Estats
El trekking es una actividad que surgió del montañismo. Los montañistas que subían al Himalaya y otros picos de gran dificultad, debían llegar primero a la base de la montaña, donde pasaban varios días de caminata estudiando cuál era la mejor manera de subir. El recorrido hasta la montaña era un viaje en sí mismo y no todos lograban subir, o estaban en estado para hacerlo. Así nació como una actividad aparte. 
Suele durar varias jornadas. La dificultad varía según el terreno. El trekking da para mucho, pero tiene sus reglas.
Conoce todo lo que debes saber antes de hacer trekking:
Vuelo (reservado) a Lukla

 Dificultades.-

 La mayoría de las veces, el trekking se practica a través de senderos, caminos y valles. Aunque los senderos pueden estar desdibujados, la dificultad más importante no es la ubicación de la senda sino el esfuerzo humano que se requiere para llegar hasta el final del camino. En trekking hay 4 grados de dificultad y todos los recorridos propiamente señalizados indican a qué nivel corresponden:
Puente de Laja (Nepal)

Grado de dificultad Nº 1
Son pequeñas caminatas sin partes empinadas o grandes pendientes. Las sendas están bien definidas y el final del camino suele ser un mirador. No se necesita experiencia para hacer este paseo. Son caminatas cortas y fáciles en buenos senderos y a una altitud baja, con una infraestructura apropiada para el senderista y buena señalización.
Descendiendo del Chola Pas (5350 m.)
Grado de dificultad Nº 2
Es una aventura un poco más prolongada con algunos desafíos durante el camino. El sendero sigue siendo de dificultad baja, pero puede ser a mayor altura (hasta 5.500 metros sobre el nivel del mar). La ruta posee una infraestructura y señalización adecuada. Las montañas más altas ya se ven de cerca.
Glaciar del Cho La

 Grado de dificultad Nº 3
Es una caminata con un sendero más ambicioso y empinado, a más de 5.500 m. La ruta se ve en algunos tramos desdibujada y puede ser difícil seguir el sendero, que por momentos cruza ríos y atraviesa otras dificultades. Se necesita experiencia en montañismo.



Campo base del Everest
 Grado de dificultad Nº 4
Es un trekking de gran dificultad, donde a veces se combina con montañismo y escalada en altitudes mayores a 5.000 m. y sin ninguna infraestructura.
El ambiente es de alta montaña, en regiones deshabitadas. Es necesario tener experiencia en alpinismo con soga y un equipo apropiado.

En el Toubkal (4167 m.)
 ¿Quiénes pueden hacer trekking? 
El tipo de personas que pueden practicar trekking varía según el nivel de dificultad del recorrido. 

En un trekking de nivel 1 no se requiere preparación física, aunque el senderista debe poder soportar varias horas de caminata con algunos tramos en subida.

Para el trekking de nivel 2 es necesario cierta preparación física. Al ser un camino prolongado que puede durar varios días, el senderista debe tener resistencia.

Para el trekking de nivel 3 y 4 es importante contar con experiencia previa y estar en muy buen estado físico.
Llegada al refugio edl Toubkal




 Una cuestión de peso. 
Ten en cuenta que según la duración de la actividad, deberás llevar un equipo para pasar la noche, alimentarte, tener abrigo y agua. Cuando prepares la mochila ten presente que cargarás el peso durante horas. Por eso tu equipo debe ser lo más ligero posible. Lleva sólo lo imprescindible


 El equipo.-
 Cuando el senderismo es de apenas unas horas en un nivel de dificultad 1, el equipo consiste básicamente en una botella de agua, abrigo (según la época del año y el lugar) y algún refrigerio. Sin embargo, a medida que avanzamos en dificultad, vamos a necesitar más elementos. Una mochila completa de senderismo tiene básicamente varias cosas que no pueden faltar:
Comida y agua para soportar los días que dure la excursión, previendo un extra por precaución.
Ropa adecuada al trekking.
Saco o sabana.
Linterna frontal.
Botiquín.
Navaja.
Gafas de sol y filtro solar.
Brújula o GPS.
Mapa actualizado del camino
CantimploraY en resumen, todo aquello que necesitemos para una travesía comoda y segura
Equipo básico


Seguridad: La regla fundamental de un trekking es  tener  sentido común. Sin embargo, es bueno recordarlas para evitar imprevistos o accidentes:
  • No comenzar ningún recorrido si no se está seguro de soportar el nivel de dificultad correspondiente..
  • Llevar el equipo adecuado. Aún cuando se está en un camino de baja dificultad, no olvidar llevar agua y un refrigerio.
  • Avisar al guarda del refugio o  alguna otra persona, de nuestra ruta
  • Infórmarse sobre animales peligrosos en la zona.
  • Calcular la duración del viaje, teniendo en cuenta que la etapa del día puede tener una duración diferente, según la inclinación del sendero.
  • Si el trekking dura varios días y se puede acceder a agua natural, llevar potabilizador para evitar cargar con peso extra durante todo el viaje.
  • Si se va por primera vez en un trekking de dificultad, asegurarse de ir con un guía experimentado.
  • Cuando el sendero no esté bien señalizado, recurrir al GPS o brújula y mapa, mejor ámbas cosas. No confiar en la intuición: ir a lo seguro.
  • Respetar la naturaleza, dejando los sitios por los que pasamos como estaba antes de nuestra presencia.
Resumiendo, tras finalizar un trekking, nos tiene que quedar un buen recuerdo de los caminos que hemos andado.
Hasta pronto

martes, 5 de febrero de 2013

LA VALL D´ARAN

A uno, que no es muy de fronteras, nacionalidades e incluso regionalismos, le resulta sorprendente la existencia de un valle peculiármente singular en cuanto a cultura, lengua y organización política.
Incluso, geográficamente goza de unas características muy distintas del resto de valles del Pirineo que pertenecen a la vertiente mediterránea, La Vall d'Aran disfruta de la vertiente Atlántica. Con una extensión de 620 Km2., comprende la zona del Garona y parte de las cabeceras de la Noguera Pallaresa y de la Noguera Ribagorçana. El Garona es alimentado por ríos de largas riberas y barrancos a lo largo del Valle. 
Administrativamente esta dividido en Terçons. Un Terçon es una división geográfica propia del Valle de Arán. Se ha mantenido tradicionalmente como elemento identitario y se restauró en La Val d'Aran en 1990 como circunscripción del marco electoral para el Consejo General de Arán.
Los puertos de montaña que comunicaban La Vall d'Aran con las comarcas catalanas eran inaccesibles durante el invierno y difíciles el resto del año, hasta que la carretera que pasa por el puerto de la Bonaigua (año 1924) y el túnel de Vielha (año 1948) abrieron paso al transito rodado y posibilitaron la comunicación durante todo el año.

Dia 2 de Febrero de 2013 (Beret - Montgarri)

La sección de Montaña del Stadium Casablanca. organiza todos los años y coincidiendo con la Marcha Beret de esquí de fondo, una fín de semana por La Vall D´Aran. Muchos somos los raquetistas que, aprovechando la ocasión, disfrutamos de la naturaleza paseando por nevados caminos.
Recorrido a Montgarri

Por cierto, hacía años que el blanco elemento no lucía en tal cantidad. El paisaje y la carretera están nevadísimos.
Maite entre la ventisca
El autobús, con la dificultad que el estado del piso conlleva y conducido por el experto Paco, nos sube por múltiples lazadas heladas hasta el Pla de Beret.
El tiempo es infernal: frío, nieve, ventisca.
Pero como eso del estalentamiento no es patente de nadie, nos ponemos las botas, las raquetas, estiramos los bastones y tras reunirnos en el habitual punto de encuentro de siempre, iniciamos la marcha hacia Montgarri.
Tapados hasta los ojos, seguimos a quien te precede, hay momentos que la ventisca levanta tal cantidad de nieve que la visibilidad es nula.

¿Donde está el resto?
El camino no tiene ninguna dificultad, muchos ya lo conocemos y aunque la climatología es adversa, en ningún momento nos da la sensación de  estar recorreriendo un camino no deseado.
Tan solo una zona propicia a los aludes, nos hace tomar las precauciones apropiadas para la seguridad del grupo.
Las sucesivas y fuertes nevadas de este invierno, han dejado un bello paisaje. Las ramas de los abetos soportan sobre ellas grandes cantidades de nieve. Un trineo tirado por perros nos alcanza lo que da un ambiente polar al entorno.
En perfecta formación
En perfecta formación, alrededor de treinta personas vamos marcando una huella que al regreso habrá desaparecido.
Bajo el manto de nieve, discurre una pista que abandanamos para en pronunciada bajada por un poblado bosque, llegar al refugio que se encuentra junto al Santuario de Nuestra Señora de Mongarri. 
En la margen derecha del Noguera Pallaresa, esta edificación fue construida en 1117. Consta de varios cuerpos que forman una planta cuadrada, y destaca su alto campanario, de torre octagonal con ventanas en el cuerpo superior. Es una construcción que contaba con hostal, iglesia, rectoría y administración, y corral con pajares. Los tejados de pizarra tienen una fuerte inclinación apropiada a las condiciones climáticas.

Por el bosque
En el lugar es costumbre sacar los bocadillos de la mochila y beber unas botellas de sidra al precio de un buen güisqui escoces.
También sirven caldo caliente que deben de fabricarlo artesanalmente, ya que su precio supera con creces al de las aves que presuntamente deberían de aportar sabor al deseado líquido. Resumiendo: ¡se pasan!.
Como en este refugio de montaña (¿de lujo?), las mesas están reservadas para servir a la carta, nos tomamos las mencionadas viandas en un cobertizo exterior con la celeridad que el momento y el clima exigen.
Abetos nevados
Tal y como las previsiones anunciaban, la temperatura esta descendiendo y la ventisca arreciando. Toca recoger la mochila e iniciar el regreso que prudentemente lo realizamos por el mismo recorrido.
Como decía, nuestras huellas han desaparecido y la ventisca es cada vez más fuerte.
Llegamos a la zona del Pla de Beret, la estación de esquí está parada, en la zona de aparcamiento solo queda nuestro autobús y nos aconsejan bajar lo más rápidamente posible ya que la carretera la van a cerrar.

Con Maite
Cuando ya ha llegado el último expedicionario, arrancamos por una vía de la que solo Paco adivina su trazado. Con toda la precaución del mundo y con extremada habilidad, el autobús nos deja en la puerta del que va a ser nuestro cuartel general: El Albergue Era Garona de Salardú.
Esta población está situada en la parte alta del valle: Naut Aran o Val d'Aran. En su día fue un lugar real, la Iglesia de S. Andreu de Salardu es Románico Gótica del s. XII - XIII,  cuenta con un campanario del s. XV y restos de las murallas y del castillo.
 La intentamos visitar pero se encuentra cerrada, tan solo la puerta del campanario se halla abierta.
La cerrada y nevosa noche impide contemplación alguna.
Descendemos por las calles de la población realizando demostraciones de nuestras habilidades de patinaje sobre nieve.






Noche de nieve en Salardú

Con las aranesas

El pabellón de los bomberos, que está habilitado para la competición de mañana, nos acoge de la cruda noche y probamos una cerveza artesanal del valle.
Maite y yo nos fotografiamos junto a unas preciosas niñas que ataviadas con su traje regional, nos amenizan con unas danzas aranesas.
Seguidamente nos vamos al bar  Montanha en el que encontramos al resto del personal. Como cada año que entramos en este chiringuito, damos buena cuenta de unas rondas de vino caliente. Calientes acabamos el personal que, encabezados por Luis y Felix, nos lanzamos a entonar jotas variadas.
Ya en el albergue cenamos, algunos nos pedimos "olla aranesa" y nos deja el cuerpo en condiciones de abordar la más dura de las batallas. En el bar, las petacas y dulces variados dan por concluida la jornada.
Buenas noches


Día 3 de Febrero de 2013 (Salardú - Ermita Sta. Margalida)

Recorrido a Santa Margalida
               
 La mañana es fría, en Salardú la temperatura es de -8º C, en Beret de -12ºC, que unido a la sensación  térmica que provoca el viento, hoy todavía más fuerte, nos invita a quedarnos por el valle.
Nos decidimos por subir hasta Bagergue.
Iglesia de San Feliú (Bagergue)
Este encantador pueblo, está situado a 1.419 mts. de altitud y ubicado en la Vall de l'Unhòla. Bagergue, al igual que Salardú, Unha y otros cuatro municipios, esta integrado en el Terço del Pujòlo. Destaca la Iglesia de Sant Feliu. 
Comenzamos la marcha por la mencionada vall. La senda se encuentra tapada por la nieve que las máquinas han depositado al final de la calle de una urbanización, calle esta que da acceso al sendero. Pese a estar todo semivacio, todavía parecen ser más importantes, los coches que las personas. Probamos a buscar alternativas para acceder a nuestra ruta, cosa que logramos no sin tener que cruzar un par de barrancos.La temperatura sigue baja, pero el fuerte viento borra las nubes y a lo lejos divisamos las cumbres con ventisca. Nosotros caminamos por el fondo del cerrado valle y no padecemos de ese meteoro.El camino es precioso, nos vamos turnando la cabecera ya que el primero se encarga de abrir la huella y "eso cansa". Ya cerca de Bagergue, con un cielo totalmente despejado, divisamos el Aneto que con sus 3404 m., es la cumbre del Pirineo y mítico pico deseado por los amantes de la montaña.Aparecemos en la población, justo en la puerta de San Feliú. Algunos decidimos continuar hasta la ermita de Santa Margalida, hace buena mañana y el cuerpo pide más guerra.Seguimos la huella de alguien que ha madrugado más que nosotros, hasta cerca del nuestro destino, posteriormente pisamos nieve virgen que, pese a las raquetas, llega hasta la rodilla.Subimos la loma en la que se encuentra enclavada la ermita y como aquí si que sopla el viento, descendemos con rapidez hasta Salardú.Nos cambiamos y tras comer el el Albergue, iniciamos un largo viaje de regreso a Zaragoza.



Ha sido un año más que hemos pasado por estas tierras aranesas y pese a ello, no deja de tener su atractivo. La tierra es la misma pero el paisaje cambia y los compañeros de viaje, aunque cada vez mas mayorcitos, ayudan en mucho a disfrutar de la montaña y cargados de nuevas energías, acometemos el quehacer diario con mejor temple.                                        
Por la Vall de l'Unhòla.




Aneto

 lkjkj
En Santa Margalida
















Hasta otra

Mas imágenes en el apartado: Fotos a la derecha de la página