lunes, 25 de febrero de 2013

LA MONTAÑA ENTRE POETAS

 Día 24 de Febrero de 2013

Todo no puede ser, a uno le gustaría salir al monte, si no todos los días, cada fin de semana. Empero, otros variados asuntos influyen en el andar por la cotidianidad del día a día. Este pasado fin de semana, no solo han sido los deberes con familia, amistades y reivindicativos, sino que el clima reinante en nuestra patria chica, nos ha invitado a permanecer en el refugio de nuestro hogar y disfrutar de la naturaleza asomados a la ventana observando el ir y venir de las ramas de los pelados plataneros y acacias que adornan mi calle.
Pero eso no es excusa para abandonar estas páginas y ante la melancolía montañera, nada mejor que una buena sesión de cultura. Para lo cual, me he permitido indagar de entre la abultada literatura poética, algunos poemas dedicados a la montaña ( y alrededores).
Gloria Fuertes
Comenzaremos por Gloria Fuertes, escritora a la que más conocemos por sus cuentos infantiles, pero que a los adultos emociona.

Gloria Fuertes nació el 28 de julio de 1917, en Madrid. Su madre era costurera y su padre portero. Estudió en un colegio de monjas en la calle Mesón de Paredes. A los 14 años pasó al Instituto de Educación Profesional de la Mujer, donde se diplomó en Taquigrafía y Mecanografía, Gramática y Literatura, así como en Higiene y Puericultura. 
Publica en 1950 "Isla Ignorada", su primer poemario, y al año siguiente funda el grupo femenino "Versos con faldas", y estrena su primera obra teatral en verso "Prometeo". A partir de 1954 publica "Antología Poética", "Poemas del suburbio", "Aconsejo beber hilo", y entre 1955 y 1960 cursa estudios de biblioteconomía e inglés en el International Institute. Gloria Fuertes organizó la primera biblioteca infantil ambulante para pequeños pueblos.
Desde 1961 a 1963 reside en los Estados Unidos al obtener una beca Fullbright de Literatura Española, impartiendo clases en las universidades de Bucknell, Mary Baldwin y Bryn Mawr. "La primera vez que entré en una universidad fue para dar clases en ella".
A partir de estos años la actividad de Gloria Fuertes es imparable: lecturas, recitales, homenajes... siempre cerca de los niños; publicando continuamente, tanto poesía infantil como de adultos. Fallece el 27 de noviembre de 1998, en Madrid. 
Entre su extensa obra, por su contenido, me llama a publicar este "Poema en la Montaña"

--> Aún te veo, río de mi vida,
con los ojos que miran las montañas.

Yo era una montaña con almendros
montaña solitaria.
Y viniste alegre con tu canto
y me besaste toda con tu agua.
Me dejaste inquietud para la noche
y el alma enamorada.

Aún te veo, río de mi vida,
en la curva lejana,
te vas cantando más entre los chopos,
te vas cantando más que en tu llegada.
Y yo,
paralítica montaña;
inmóvil te recuerdo,
enferma de volcanes, alocada,
espero tu regreso, río loco,
que pasaste besando
mi cuerpo de montaña.
Tuviste que seguir tu destino de río,
y yo el mío triste de tierra amontonada.

Me dice el viento que vas al mar,
Te sigo río mío, con los ojos,
Te sigo río mío con los ojos,
ya que no puedo seguirte con las plantas.
Soñé… te quedarías a mi lado,
como un lago sin cisnes,
para siempre,
acunando mi ansia.
Qué locura más loca
enamorarse de un río una montaña!


Pablo Neruda
 También Pablo Neruda, dedica algún que otro poema a la montaña.

Pablo Neruda (Seudónimo de Neftalí Ricardo Reyes Basoalto; Parral, Chile, 1904-Santiago de Chile, 1973) Poeta chileno. Comenzó muy pronto a escribir poesía, y en 1921 publicó La canción de la fiesta, su primer poema, con el seudónimo de Pablo Neruda, en homenaje al poeta checo Jan Neruda, nombre que mantuvo a partir de entonces y que legalizó en 1946.
Tras publicar algunos libros de poesía, en 1924 alcanzó fama internacional con Veinte poemas de amor y una canción desesperada, obra que, junto con Tentativa del hombre infinito, distingue la primera etapa de su producción poética, señalada por la transición del modernismo a formas vanguardistas influidas por el creacionismo de Vicente Huidobro.  
Tras una intensa vida en la que, exiliado, pisó varios paises y conoció a los grandes personajes de la época (Picasso, Octavio Paz, Garcia Lorca,...),  en 1973 ya en Chile, tras el golpe militar del sanguinario Pinochet, fallece víctima de un cancer (dicen) de próstata el 23 de Septiembre.

De su obra, vemos: "Por Las Montañas Vas Como Viene La Brisa"



Por las montañas vas como viene la brisa

o la corriente brusca que baja de la nieve

o bien tu cabellera palpitante confirma

los altos ornamentos del sol en la espesura.

Toda la luz del Cáucaso cae sobre tu cuerpo

como en una pequeña vasija interminable

en que el agua se cambia de vestido y de canto

a cada movimiento transparente del río.

Por los montes el viejo camino de guerreros

y abajo enfurecida brilla como una espada

el agua entre murallas de manos minerales,

hasta que tú recibes de los bosques de pronto

el ramo o el relámpago de unas flores azules

y la insólita flecha de un aroma salvaje.

Muchos más, son los poetas que dedican o han dedicado algunos poemas a nuestra amada montaña , y yo que lo más parecido a una poesía que puedo escribir es una copla de jota, me emociono dando lectura de versos nacidos del alma de aquellos hombres.  
Hasta pronto
 


2 comentarios:

  1. José Luis que nos dejas el poema de Neruda a medias, con lo bonito que es!. Besicos

    ResponderEliminar
  2. Usted disculpe, doña Pilar, un error de montaje dio al traste con los dos últimos versos. A personas como tú, no se les escapa nada.
    Ciao, digo: Auf Wiedersehen

    ResponderEliminar