lunes, 31 de julio de 2017

TOUR DEL MONT BLANC (II)

            Como anunciaba en la anterior entrega no es intención de un servidor castigar a quienes, pacientemente, seguís los relatos que nos llevan de "acá para allá", con excesiva literatura. Serán las imágenes las protagonistas de la "Viejamochila"
          Una vez descrito lo que rodea al Tour del Mont Blanc, paso a mostrar cada una de las etapas que esta pareja ha recorrido por esas sendas disfrutando de cada una de las vertientes de esta amalgama de hielo, granito, prados, valles, grietas...  Aclarar que la limitación de días vacacionales, nos exige tomar algún transfer para poder completar la vuelta en el "sentido contrario a las agujas del reloj".
         ¡Allá vamos!

Día 12 de Julio de 2017 (Circular al Lac Blanc)
           Tras tres semanas sin subir más cuestas que las calles de Peñíscola, en la que hemos pasado unos días con los nietos Yaiza y Noah no es cuestión de comenzar el Tour, así, sin más ejercicio que abrir y cerrar la sombrilla.
           Aprovechando que vamos con "el buga" nos acercamos hasta el parking de Trè le Champ, (1400 m.) desde donde sale una senda que atraviesa un bosque hasta la Aiguille de Argentière (1893 m.).
          A partir de este momento, escaleras, grapas, sirgas... Con los bastones en la mochila y las manos calientes, salvamos unos doscientos metros que nos dejan en un impresionante balcón desde el que observar todo el macizo del Mont Blanc.
          Más adelante, con varias cabras alpinas observándonos, alcanzamos los lagos de Cheserys  (2200 m.) cuyas aguas reflejan las blancas cimas de las cumbres y glaciares del macizo.
          Vemos llegar a algunas gentes que han subido con un remonte hasta Le Flèguere y, en un cómodo paseo, llegan hasta el refugio de Lac Blanc. Nosotros lo alcanzamos, no sin antes salvar algunas grapas más y una empinada senda por terreno granítico.
           Nos acercamos hasta el lago (2360 m.) a disfrutar de un paisaje duro como las agujas bajo las que se alojan sus aguas: las "Aiguilles Rouges", cuyas cumbres se esconden tras las nubes.
          Tras reponer fuerzas, descendemos por una senda que discurre paralela a la de subida aunque muy por encima, con poco desnivel hasta el último tramos que desciende zigzagueante con poca condescendencia con las cuasi oxidadas tabas.
           Resumiendo:
10, 5 Km. de distancia recorrida
1060 m. acumulados de desnivel ascendido y, al ser circular, los mismos de descenso.
Paisaje y...

Maite y la Aiguille de Argentière

Escaleras, grapas y...¡buen patio!

Más escaleras.

-Para ver estas cosas hay que subir alguna que otra cuesta.

Uno de los que componen los lagos de Chèserys

Mer de Glace

Refugio y Lac Blanc.

Lac Blanc.

Glaciar de Le Tour.

Glaciar de Argentière.

Cabra alpina.
Día 15 de Julio de 2017 (De Les Houches al refugio de Nat Borrant)
           Tras un par de días de turismo y otro de puesta a punto, damos por inaugurado el Tour del Mont Blanc.          
          Comenzamos trasladándonos en el bus de línea (gratuito para más señas) hasta Les Houches (1000 m.). Aquí cogemos un teleférico que nos sube hasta Bellevue (1800 m.).
          Nada más comenzar a caminar atravesamos las vías del tren  del Nid d´Aigle, concurrido medio de aproximación para quienes ascienden a la cima del Mont Blanc por la ruta normal.
         Comenzamos descendiendo por un sendero que transita por un bosque de abetos, hasta cruzar una pasarela (1700 m.) que salva el torrente de agua que suelta el imponente glaciar de Bionnassay. Este puente nos recuerda otros muchos que cruzamos en el "trekking de Nepal".
         A partir de aquí comenzamos a ascender, sin pausa, hasta el col de Tricot (2120 m.) desde el que divisamos el Valle de Miatge en cuyo centro se encuentra un concurrido "refugio Chalet de Miatge" (1564 m).
          Tras un fuerte descenso de unos seiscientos metros, alcanzamos el fondo del valle para, "así como con inercia", comenzar el ascenso de otro collado, este coronado por el Aubergue du Truc, algo menos abarrotado que el anterior. En compañía de una pareja, entrada en años, reponemos fuerzas y...¡p´abajo!. Un fuerte y caluroso descenso de unos quinientos metros nos deja en Les Contamines.
            Aquí deberíamos coger un bus que, según el horario mostrado en un cartel, ha salido hace diez minutos, así que... -¡por allí viene!. Afortunadamente se ha retrasado. Montamos (gratis también) y nos lleva hasta la pintoresca iglesia de Ntra. Damme de la Gorge. (1230 m.).
              Seguimos hacia nuestro destino por un camino que asciende fuertemente por la margen derecha del Bon Nant. El calor y el cansancio se va notando en el ritmo que llevamos en la "cuestecita". Nos asomamos  a mirar un puente natural y otro romano, sobre unas imponentes gorgues.
           Unos pasos más y alcanzamos el refugio de Nant Borrant (1459 m.). En el dormitorio que nos han adjudicado, descansan una pareja de japoneses, son Sofia y Yas con los que compartiremos algún tramo de la etapa de mañana.
           Como todos los días: ducha, colada, paseo, cena y...zzzzzz.
           Resumiendo:
12,1 Km. recorridos
1023 m. de desnivel acumulado de ascenso
1319 m. de desnivel acumulado de descenso
Primeros pasos.

Pasarela sobre el torrente del glaciar de Bionnassay.

¡Qué bonito q´está el monte!

Glaciar de Bionnassay.

Camino hacia el collado de...

...Tricot (2120 m.)

Descenso hacia el Valle de Miatge.

Otra vista del glaciar de Bionnssay.

Aubergue de Truc

Ntra, Sra. de la Gorgue

Puente Romain (romano).

Gorgue (garganta)
 Día 16 de Julio de 2017 (Del refugio de Nant Borrant a Mottets)
             El desayuno tempranero, 6:30 h, nos permite comenzar a caminar con la fresca, lo hacemos acompañados de Sofia y Yas. Maite y yo, por lo bajinis, vamos tarareando L´Albada. Nos preguntan por la canción, les explicamos que cuando vamos con el grupo ("Estalentaos"), cada mañana, en la puerta del refugio correspondiente la cantamos, mejor dicho: ¡la matamos!.
            La etapa de hoy es larga y algo durilla, por lo que vamos a ritmo "china chano". Al pasar frente al refugio La Balme (1710 m.), recuerdo la tormenta que nos cayó en el 2008 estando ya refugiados.
           Poco a poco, entre prados, arroyos, algún túmulo de piedras, y más de una cuesta (de las que cuestan) alcanzamos el Col de Bonhomme (2329 m.). La pareja japonesa, que se había quedado a descansar, llegan un poco más tarde.
         El paisaje es espectacular: atrás, hacia el norte, el camino que hemos dejado adornado con los Lacs Jóvet (2180 m.); hacia el sur destaca el Lac de Roselend y alrededor: montañas y más montañas.
         A Sofía y Yas, que les queda poco para su alojamiento deciden quedarse más tiempo a descansar. Nos despedimos, pues nosotros dos tenemos que seguir, cosa que hacemos por una senda, no muy bien señalizada, que transita a media ladera y que no tiene más dificultad que usar las manos por un instante.
          Alcanzamos el cruce del refugio de la Croix du Bonhomme (2433 m). Aquí el camino se divide: hacia el sur, el más oficial del Tour que pasa por la aldea Les Champieux, nosotros vamos por la variante que nos sube hasta el Col des Fours (2665 m.), no sin atravesar algunos neveros.
           El descenso hasta la Ville des Glaciers (1780 m.), en alguno de sus tramos es algo incómodo por su fuerte desnivel y por el material del suelo. Un torrente de agua, el Rauf des Tufs, erosiona la roca creando curiosos colores.
           Cuando el canchal y tierra suelta dejan paso al prado aparecen multitud de flores. Alguna marmota, tímidamente,  se deja ver. El "caminito", tornado en pista, nos deja en la Ville des Glaciers, pequeño núcleo de típicas casas, dedicado al ganado vacuno.
             Los dos últimos kilómetros que nos quedan para llegar a Mottets (1880 m.) se nos hacen eternos.
            En la anterior entrega ya hacía referencia del cambio que han llevado a cabo en estas instalaciones. A aquellas dos cuadras convertidas en dormitorios de una sola pieza, hoy compartimentado, se le han añadido varios edificios de aspecto alpino pero con modernas instalaciones. El comedor acoge a muchos más comensales y ¿el acordeón?: ¡un organillo de manivela!.
             Nosotros: ducha, colada y cerveza. La cena, como entonces: ¡rica, rica!.
             Resumiendo:
Hemos caminado 16 Km. con un desnivel ascendente de 1604 m y descendidos 1186 m. ¡Leches!
 
Maite, Yasunobu y Sofia, ¡arrancando!


Refugio de La Balme

Alborea en la Balme

Viejas sendas por verdes prados.

Túmulo del Plan des Dames

La sombra atestigua que yo ¡también estoy!.

Lac Roselend y glaciar Mont Tondu.

Col de Bonhomme.

Atrás queda el Col de Bonhomme.

Subiendo al Col de...

..."Bonhomme"

Rauf des Tufs.

Genciana purpurea.

Al fondo, Glacier des Glaciers.

Ville des Glaciers.


Día 17 de Julio de 2017 (De Mottets al refugio Elisabetta Soldini)
        Copioso desayuno y ¡a caminar!. Hoy toca una de esas etapas de reponer fuerzas, no muy larga ni de grandes desniveles.
        Apenas abandonado el refugio atacamos la subida de algo más de seiscientos metros de desnivel, hasta el col de la Seigne (2515 m.), frontera natural con Italia. A la izquierda, a lo lejos, sobre unas rocas que sustentan el glaciar, vemos el refugio de Robert Blanc (2750 m.).
        El paisaje vuelve a mostrarnos grandes alturas y blancos glaciares y, abajo, escondido en un mar de nubes, el Vallon de le Lée Blanche, por el que desciende la senda del Tour.
        Por no llegar demasiado pronto, Maite y yo tomamos un solitario sendero que, sin perder altura, sube al col de Chavannes (2592 m.), aunque el último canchal, las nubes que impiden ver el paisaje y alguna rodilla quejosa nos llevan a tomar una senda que nos enlaza con la que desciende del coll y baja bruscamente hasta el fondo del valle.
Solo nos queda alcanzar el refugio de Elissabeta Soldini (2195 m.) construido bajo los impresionantes glaciares de Estelette y Lée Blanch.
          Negociamos y conseguimos una habitación con litera y, a continuación, las correspondientes tareas de ducha (ficha 2 €), colada y "birra". Aprovechamos la conexión de wifi para contactar con familia y resto de "Estalentaos", los unos andan por Islandia y otros por Aragón.
          Tras un breve descanso damos un paseo por el torrente de agua que descargan los glaciares. Hace una tarde extraordinaria y, como dos pimpollos nos sentamos en una piedra a ver correr el momento.
         En la cena compartimos mesa con una norteamericana, habla castellano y conversamos de esto y aquello, de aquí y de allá, de... -¡anda Maite!, si están aquí Yas y Sofia. Nos cuentan que se han dado la paliza y han llegado de un tirón desde el refugio de la Croix de Bonhomme hasta aquí.
          Ya en la litera...zzzz
          Resumiendo:
Caminados 10 Km. Ascendidos 830 m. y descendidos 490 m.
Camino del...

...coll de la Seigne.

De nuevo...¡ahí está mi sombra!.

Camino de Italia.

Glaciers.

La senda allana su camino.

Ref. Robert Blanc (zoom X30)

Col de la Seigne, bajo las nubes: Italia.

En el col de la Seigne.

Vertiente italiana del macizo del Mont Blanc.

Descendiendo hacia el Vallon de la Lèe Blanche

Vertiente italiana del col de la Seigne (Se aprecia el camino de descenso del Tour que no hemos tomado).

Refugio Elisabetta Soldini.

Tarde de encanto.
            Salvo alguna molestia de rodilla, hasta la fecha todo marcha de primera: el tiempo, las fuerzas, los refugios. Maite está maravillada del paisaje del que está disfrutando y un servidor viviendo en primera persona un Tour que, dadas las gratas circunstancias, me parece diferente al del 2008.
Continuará

4 comentarios:

  1. Que chulada!. Fotos preciosas, paisaje impresionante, protagonistas fuertes, fuertes. Que envidia sana!

    ResponderEliminar
  2. !!Vaya Tour, ha sido para mí una experiencia inolvidable!!

    ResponderEliminar
  3. Y para mi también, no hay nada que pueda superar esta experiencia en tu compañía.

    ResponderEliminar
  4. Que dientes de a palmo se me han puesto, preciosas fotos y paisajes extraordinarios.
    Bravo pareja !!!!

    ResponderEliminar